a los fogones, carnes, Cuchillo y tenedor, recetas, salsas
Comments 10

Albóndigas en Salsa de Verduras del Caldo

Albóndigas en salsa de verduras del caldo

Una de las cosas que más me gusta es el caldo casero. No es que me guste, es que rara es la semana en que no preparo una buena olla de caldo para ir utilizándolo en diversas preparaciones.

Pero, aparte de las sopas y preparaciones caldosas, la carne y las verduras también las uso.

Una de las preparaciones que pueden salir de ahí es una buena salsa, utilizando un poco del caldo y de las verduras de la cocción.

Así que esta vez, aprovechando la última olla de caldo preparada, me he decidido por hacer unas ricas albóndigas en esa salsita.

Si no vais a preparar caldo, la salsa la podemos hacer con esas mismas verduras hirviéndolas primero hasta que estén bien tiernas y luego siguiendo los mismos pasos. Y podréis aprovechar el caldo restante.

Esta receta no lleva huevo en la masa, lo que hace que las albóndigas queden menos compactas y más suaves, pero, si queréis, le podéis añadir uno. Depende de cómo os gusten más.

Vamos con la receta.

Albóndigas en salsa de verduras del caldo

Ingredientes para unas 30 albóndigas pequeñas:

  • 400 gr de carne picada mixta de cerdo y ternera
  • 1/2 cebolla dulce, en este caso, de Figueres
  • 2 rebanadas de pan de molde o de pan del día anterior
  • 1 poco de caldo de pollo casero
  • 1 diente de ajo
  • hierbas provenzales
  • pimienta negra recién molida
  • sal
  • harina
  • aceite de oliva

Ingredientes para la salsa (las verduras que uso en el caldo):

  • zanahoria
  • apio
  • cebolla
  • nabo y chirivía
  • col de invierno
  • caldo casero
  • aceite de oliva
  • vino blanco

Preparación de la salsa:

1.- Preparamos una cazuela con un chorrito de aceite e incorporamos las verduras troceadas para que se vayan dorando, a fuego medio. Iremos removiendo hasta que veamos que se han dorado.

2.- Cuando estén doradas y no haya nada de jugo, añadiremos un chorrito de vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol.

3.- Trituramos las verduras con la batidora de brazo y las volvemos a llevar a la cazuela. Añadiremos caldo al gusto hasta que tenga la consistencia un poco más clara que la que buscamos para las albóndigas. Salpimentamos al gusto.

Preparación de las albóndigas:

1.- En un bol pequeño ponemos en remojo el pan con un poco de caldo de pollo, hasta que veamos que se empapa todo el pan.

2.- Pelamos y picamos finos la cebolla y el ajo. Los colocamos en un bol grande en el que manipularemos la masa.

3.- Añadimos al bol grande la carne y mezclamos bien con un tenedor. Añadimos el pan escurrido, hierbas provenzales al gusto, sal y pimienta. Si añadimos huevo, lo haremos ahora también.

4.- Formamos bolitas con la masa y las vamos enharinando.

5.- Preparamos una sartén con aceite de oliva, un chorrito, que cubra todo el fondo, y la ponemos a fuego medio.

6.- Freímos las albóndigas lo justo para que se doren y queden selladas y las vamos reservando sobre papel secante.

7.- Preparamos una cazuela con la salsa, la llevamos a fuego medio y le incorporamos las albóndigas. Las dejamos unos 10 minutos como mucho para que queden tiernas.

8.- Las servimos bien calientes.

Sugerencia:

La misma base para la salsa la podéis usar para una rica crema de verduras. Sólo tenéis que hacerla más clara y, si queréis, añadirle un par de quesitos.

¡Que aproveche!

Anuncios

10 Comments

  1. Pingback: Albóndigas en Salsa de Verduras del Caldo | apserranoblog

  2. Desde que me propuse no hacer frituras en casa hace ya como dos años, llevo sin comer unas albóndigas en condiciones, cuando las hago las añado al guiso sin freír. Tu receta se ve deliciosa y me tienta… Intentaré mantenerme fuerte! jajaja Saludos Mónica!

    Me gusta

    • Yo es que las intenté hacer si freír, pero les tenía que añadir el huevo y quedaban más compactas.
      Como en el curso que hice una de las cosas que nos enseñaron fue a freír sin estropear el aceite y sin quemarlo (aunque parezca una tontería) me permito hacer alguna cosa así. Pero poquitas 🙂
      Tienes la alternativa de meterlas en el micro un poco antes para que cojan la forma 🙂

      Le gusta a 1 persona

        • Básicamente es esperar más tiempo a que se caliente y trabajar con fuego medio. Si el aceite no humea es que no se quema. Tardas más en freír, aunque no mucho, y mejoran un montón los resultados en cuanto a sabor y al uso del aceite, que queda como si no lo hubieras usado.

          Le gusta a 1 persona

  3. Inma says

    Me encanta 🙂 Yo también hago caldo cada semana , y es que lo de cocinar solo con agua no tiene nada que ver.
    Se ve un plato muy rico, lo intentaré 😉
    Besitos amiga .

    Le gusta a 1 persona

  4. Maribel says

    Q Buenas, me encantan y yo siempre la frio un poco y aprovecho parte de aceite para pochar la verdura . A mi me gustan con huevo quedan más jugosas igual que los filetes rusos😊😊😊

    Me gusta

  5. Luz says

    Me gusta tú receta d las albóndigas, yo les ponía las verduritas y tomate casero.Sin embargo creo que son más suaves y ricas d esta manera.

    Me gusta

  6. Pingback: Recetas con Ternera | Entre 3 Fogones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s